Atún Rojo, de la almadraba a la lata.

La pesca con el levantamiento de almadrabas es un método de pesca marina de origen árabe (algo evidente en su etimología) que consiste en una gigantesca y compleja trampa compuesta de redes y cables que resulta tan eficaz que ha llegado prácticamente igual hasta nuestros días. El espectacular levantamiento de este arte de pesca que no daña el ecosistema atrae cada primavera a turistas, antropólogos y cocineros, fascinados por la captura del atún rojo. Este tipo de pesca es una auténtica tradición todo el litoral andaluz desde Ayamonte, en Huelva, hasta Garrucha, en Almería, además de uno de los pilares de la economía y la gastronomía.

Los “atunes” viven en bancos que viajan muy rápido y van buscando la temperatura ideal del agua para vivir y reproducirse. A su paso por el Mar Mediterráneo a poca profundidad son ideales para su captura con la tradicional arte de la almadraba.

No podía faltar en la variedad de Conservas de Pescados Virgen del Carmen una lata de troncos de atún de primerísima calidad. Una vez capturado en el Mar Mediterráneo, es fileteado en troncos y precintado herméticamente en latas esterilizadas para que uno de los pescados más exquisitos de la gastronomía andaluza y mundial llegue a todos los hogares con todas sus propiedades y su magnífico sabor intactos.

El atún de “Conservas Virgen del Carmen” es muy parecido al bonito o a otros túnidos pero tiene el cuerpo visiblemente más robusto y una carne más jugosa, además de un sabor mucho más intenso.

También lo delatan sus características listas negras abdominales, por lo que en muchos puertos andaluces es conocido como “rayao” o “listao”.

Es una especie cosmopolita, que habita sobre todo en mares y océanos templados. Los atunes del Mar Mediterráneo son quizás las especies que viven en las aguas más frías, y eso le da también unas interesantes sutilezas.

Nadando en aguas superficiales, llegan a acercarse mucho a la costa formando bancos que los pescadores del litoral andaluz capturan con métodos tradicionales.

Los machos de esta especie (Katsuwonus pelamis) llegan a alcanzar más de un metro de longitud y unos 35 kilogramos de peso, por lo que su captura puede llegar a ser una lucha de titanes.

Una vez llegan las capturas a nuestras instalaciones de “Virgen del Carmen” el producto pasa por un cuidadoso proceso que hacemos de forma totalmente artesanal para que no pierda ninguna de sus propiedades ni tampoco se deterioren aquellos compuestos que son de gran importancia para mantener el sabor, olor y textura del músculo del pescado.

Tras varios análisis se procede a la limpieza, cocción y temple del pescado. Una vez comprobado que el producto siga conservando su excelencia, llega la no menos complicada limpieza manual con cuchillo para obtener porciones libres de piel, en este caso troncos enteros de atún, donde se evita el desmenuzado y se pueda envasar integro.

Una vez hecho esto, se envasa en latas esterilizadas y se etiqueta para que conservas de pescados “Virgen del Carmen” llegue a todo el planeta como sinónimo de calidad y confianza.

El atún que sigue todo este proceso es un pescado azul, por lo que su contenido graso es más elevado que en los pescados magros. Pero es una grasa rica en ácidos grasos omega 3, que contribuye a disminuir los niveles de colesterol y de trigliceridos en nuestra sangre y cuida por tanto la salud cardiovascular. También posee vitaminas esenciales entre las que destacan las del grupo B, como la B2 y B9. El hecho de consumir troncos de atún enlatados no hace que pierda estas propiedades, sino todo lo contrario: las mantiene intactas durante años.

El atún es un producto muy cotizado no solo en nuestro país, sino también a nivel internacional (en la cocina japonesa es considerado fundamental para preparar platos como el Katsuobushi.).

Debido a que este pez tiene una carne tan firme y agradable al paladar, es ideal para una gran variedad de usos gastronómicos.

Directamente de la lata se puede desmenuzar sobre ensaladas, sandwiches, tostas o canapés. En cualquier caso, el sabor de nuestros troncos de atún es tan intenso que combinará con cualquier sabor o producto sin neutralizarlo y no defraudará a los mejores paladares.

Cocinados, los troncos de atún “Virgen del Carmen” son ideales para croquetas de atún, pasteles, lasañas y todo tipo de rellenos como pimientos o huevos.

Una opción es prepararse una exquisita hamburguesa de atún, que acompañada de mayonesa resulta un plato fácil, económico y delicioso.

Los amantes del vino saben que resulta ideal acompañar los mejores caldos con cualquier plato que lleve atún, y mejor aún si son nuestros saludables, exquisitos y artesanales troncos de atún “Virgen del Carmen”.

¿Conoces los Troncos de Atún al Tinto Overo? A que esperas para descubrirlo y comprarlo….

 

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies